Momentos

moments5Puse la llave en la cerradura. Abrí la puerta. Eran casi las dos de la madrugada. Estaba muy cansado. Durante el partido me había agotado, lo había dado todo, me había vaciado completamente, en un intento de que mi cuerpo derrotara a mi alborotada mente. Un intento frustrado. Llegué al partido exultante, rebosante de emociones, con los sentimientos a flor de piel… Había jugado bien, había marcado, me habían felicitado… Pero estaba agotado. Durante la cena estuve ausente. Había gente, pronunciaban palabras, reían, me hablaban, y yo miraba sin ver, asentía sin entender, escuchaba sin oír… Mi mente se había quedado anclada unas horas antes, cuando había estado con ella… no conseguía apartarla de mi pensamiento. Tampoco tenía muy claro que lo intentase. Había sido un encuentro teñido de clandestinidad e improvisación, dos ingredientes que, a la postre, habían resultado mágicos…Bebía y comía de forma mecánica, como si fuera un autómata… sólo mi cuerpo, agotado, estaba allí.

Ahora, de nuevo en el apartamento, su presencia se me hacía aún más intensa… Me puse el pijama y me metí en la cama. No podía dormir. No podía quitármela de la cabeza. Encendí la televisión. Haciendo zapping apareció Castle… ¡Castle! Siempre me había gustado el personaje y procuraba no perderme ningún capítulo, y hasta me había llegado a identificar, en ciertos aspectos, con él. Aunque ahora eso había cambiado… Apagué el televisor. Cerré los ojos y me concentré en recordarla, en recordar sus momentos, mis momentos… revivirlos, saborearlos de nuevo, recordarlos para así abrazarlos… Momentos vividos con pasión, con ansia, momentos, a veces fugaces, pero siempre intensos, momentos que dan sentido a la vida… Siempre me había definido como un coleccionista de momentos y ahora ansiaba tirar de ellos, necesitaba usar su magia para moldear mis sueños, espejismos en mitad de un árido desierto…

Mi mente empezó a navegar por un embravecido mar de fantasía, a vagar por calles sin nombre impregnadas con su aroma. Y me veía rebuscando en una caja, una caja donde guardaba todos sus besos, todas las caricias que nos habíamos hecho… una caja dónde su esencia siempre se mantendría viva… Un sinfín de imágenes permanecían grabadas en mi retina. Gestos que me enloquecieron, sonrisas a las que un día me rendí, miradas que susurraron dulces palabras de amor, nimios roces de su piel que yo viví como la más grande de las caricias, besos robados que nunca pensé en devolver… Mi imaginación me mostraba la película de esas imágenes y me proponía finales, finales maravillosos, finales imposibles, finales carentes de dolor… Era nuestra película, la película de un nosotros que quizás nunca existió más allá de la imaginación, pero que fue el nosotros que compartimos.

Había tenido que volver “a la casilla de salida” para encontrarla y, habiéndola inventado mil veces a lo largo de mi vida, nunca había sido capaz de soñarla tan perfecta, con esa enigmática atracción que te capturaba el alma desde el primer instante. Al conocerla comprendí por qué mis relaciones no habían funcionado… Vivíamos algo muy especial, una locura fascinante, quizás intencionadamente inmaterial, repleta de encanto, inesperadamente mágica y, por supuesto, irrepetible… Nos juramos mantener vivo este sentimiento mutuo por encima de todo, de absolutamente todo… por encima incluso de nuestras pasiones.

Seguía sin poder dormir. Puse la radio y estaba sonando una canción de Rosana. Sin saber muy bien por qué, me pregunté si la pasión por conseguir un sueño te convierte en su esclavo… ahora sabía que ella era mi sueño…

Decidí dejar que la almohada arrojara luz sobre el tema. Quizás fue la intensidad con la que pensé en ella, quizás fue la magia de la luna llena, pero esa noche, mientras el sueño se apoderaba de mí, tuve la sensación de estar abrazándola, de notar el tacto de su piel en la mía, de oler su perfume… Tuve la sensación de que mis labios saboreaban los suyos…

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s