La mujer de mi vida

(Polifacética virgen zíngara y zalamera, fascinante luz, kalidoscópica ilusión) 

lectura de labiosEstábamos en aquel pequeño bar que tantas veces nos había servido como refugio. Ella habló primero.

– Te quiero explicar lo que he pensado estos últimos días, necesito compartirlo con alguien y quién mejor que tú – dijo.

– Adelante, siempre te he escuchado, ahora no será una excepción.

Hablaba sobre el remordimiento que sentía por haber descuidado a su familia, consecuencia de nuevas responsabilidades laborales.

– ¿Te había dicho lo del nuevo proyecto?

Me quedé embelesado escuchándola. Nunca se lo había dicho, pero su aire enigmático me atraía desde que la conocí. En alguna ocasión había estado a punto de sincerarme, pero… El sonido de sus palabras se fue apagando despacio, hasta que sólo existió su rostro. Quizás esta vez se lo diría, le diría que no podía dejar de pensar en ella… Un día me dijo: “Eres la persona que mejor me comprende…”, acompañando esas palabras con un destello en sus ojos que le confirió un encanto especial… Ahora estaba bellísima, radiante, brillaba como las estrellas, y empecé a sentirme inseguro, a dudar acerca de mis sentimientos hacia ella… Me hacía sentir como nadie lo había hecho antes, no encontraba palabras para describir esa sensación… Un día le pregunté quién creía que era su mejor amigo. Su respuesta fue un simple: “tú…” No estuve seguro que la respuesta me gustara. ¿Amigo? ¿Sólo? Puede que una amistad como la suya fuera difícil de encontrar, pero una mujer como ella era irrepetible… y quedarme a medio camino me producía una terrible sensación de frustración… De existir un antídoto para mi malestar tampoco hubiera querido tomarlo. ¡Qué contrasentido! Siempre había estado seguro acerca de lo que sentía y la palabra duda nunca antes había formado parte de mi diccionario. No me pasó jamás por la imaginación que un día mi corazón y mi mente entrarían en conflicto, y me asaltarían un millón de dudas… Hay quién dice que este tipo de situaciones tienen una vertiente romántica que les proporciona un cierto encanto, pero yo no estaba acostumbrado a sentirme tan inseguro, tan vulnerable… Un día estaba convencido que sería capaz de darlo todo por tenerla, que sin ella mi vida carecería de sentido, y al siguiente pensaba que lo mejor era poner distancia entre ambos. Un amigo escritor un día me dijo: “Si por un  instante crees que puede ser la mujer de tu vida, ve a por ella con toda la pasión que seas capaz. Mientras tengas miedo al fracaso no alcanzarás el éxito“. Esa conversación me hizo reflexionar durante muchos días. ¿Qué me daba miedo? ¿Ser rechazado? ¿No ser capaz de ser sólo su amigo? Preguntas sin respuesta… Solía quedarme dormido bañado en este mar de dudas… Mi amigo tenía razón. Tenía que olvidar mis temores y abandonarme a los deseos de mi corazón, debía dejar que mi corazón fuera el timonel que me guiase por la travesía de la vida… y si el resultado no fuera el que yo deseaba, habría que afrontar la situación y superarla, sin miedo al recuerdo sino todo lo contrario, disfrutando al máximo de él, y poniendo todas mis esperanzas y anhelos en un futuro que habría de construirse. Fácil de decir, pero difícil de llevar a cabo… Pensaba que la única cosa que realmente me llegaría a destrozar sería su desprecio, su indiferencia, pensar que nunca más sentiría la  calidez de su trato, ni contemplaría ya la dulzura de su rostro, ni ardería bajo el fuego de su mirada, ni me daría un vuelco el corazón al oír súbitamente su voz… De repente me zarandeó. “¿Me escuchas o estás perdido en tus cosas pasando de mí?”. En aquel instante supe dos cosas: que moriría por ella, y que no la había escuchado en absoluto, sólo había estado concentrado en el movimiento de sus labios, de esos labios que ahora sabía me volvían loco, que anhelaba explorar, que deseaba unir a los míos… La distancia que en estos momentos había entre ella y yo era tan sólo un beso… No sabía si era la mujer de mi vida, pero si sabía que daría mi vida porque lo fuera…

Anuncis

2 thoughts on “La mujer de mi vida

  1. CONFIA!!!!En el amor y en todo en la vida.Siempre he pensado que cuando uno está preparado desde el corazón y se siente seguro, consigue todo lo que se proponga.Viva el amor y la capacidad de permitirnos expresarlo.Muy bonita la forma y el fondo de compartir los sentimientos.Un abrazo 😉

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s